Este mes de diciembre, nuestro salón cumple 32 años, más de tres décadas de sacrificio y constancia es lo que ha conseguido que lleguemos tan lejos y, por supuesto, gracias a todos nuestros clientes que han pasado por aquí, ya que sin vosotros esto no hubiera sido posible. No podemos olvidarnos de su fundador, Jesús Gordo, un gran profesional amante de su trabajo y, del que en pequeña o gran medida, hemos aprendido todos los que hemos pasado por el salón. Por todo esto, esperamos poder seguir atendiéndoos como os merecéis, por lo menos, otros 32 años más.