Un lado desplumado y otro adornado con trenzas espigadas, muy desenfadado, dejando de lado el recogido pulido y tenso. Una forma de lo más original para ir de fiesta o a cualquier evento que tengas. No dudes que triunfarás.